La Casa de la Noche
Bienvenido invitado a La Casa de la Noche Argentina. Si estás registrado, identificate. Y si no estás registrado, estás invitado por todos los usuarios a registrarte!!!
Asi que, REGISTRATE y empeza a vivir tu propia historia en LA CASA DE LA NOCHE!!!
Fase Lunar
CURRENT MOON
Staff de HON Argentina
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tu panel de control
TU PERFIL
Información
Preferencias
Firma
Avatar
RED SOCIAL
Lista de amigos e ignorados
Miembros del foro
Grupos de usuarios
MENSAJES PRIVADOS
Mensajes recibidos
Mensajes enviados
TEMAS SUPERVISADOS
Suscripciones
Últimos temas
» Actualidad
Lun Ene 18, 2016 3:11 am por LEONELG88

» cual es su personaje preferido???
Mar Ago 26, 2014 3:09 am por *Adriane*

» Fifty Shades of Grey!
Sáb Jun 07, 2014 11:39 pm por **April Lubally**

» TRILOGÍA PÍDEME LO QUE QUIERAS
Sáb Jun 07, 2014 11:38 pm por **April Lubally**

» Que series ves actualmente ?
Sáb Jun 07, 2014 11:34 pm por **April Lubally**

» Saga Rachel Morgan
Jue Mayo 08, 2014 4:39 pm por faryela

» Plans For The Future~
Mar Mayo 06, 2014 12:12 am por LEONELG88

» Video juegos :)
Miér Abr 16, 2014 1:14 pm por DIANE L.

» Usuarios Nuevos
Vie Ene 31, 2014 8:02 pm por **April Lubally**

Foros hermanos
Image and video hosting by TinyPic
Los posteadores más activos del mes

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Lun Jul 31, 2017 5:06 pm.

Habitación de Julieta

Ir abajo

Habitación de Julieta

Mensaje por DIANE L. el Vie Jul 27, 2012 8:43 pm

19


Me mordía los labios, Jeremy estaba junto de mi, se quería despedir adecuadamente y aún no tenia palabras, me miraba fijamente, estaba arreglando mis cosas, mi ropa estaba ya en su lugar, mis cosas, puse unos cuadros de caballos y demás animales, la habitación estaba pintada de color rojo y negro, o bueno así era el papel tapiz, mis tonos preferidos, mi cama tenia un edredón del mismo tono, y de forma vintage, me gustaba mucho mi habitación, estaba muy emocionada y triste, la foto que tomamos en el orfanato me la regalo La hermana Marylu, la envió a escanear y la hizo más grande, era del tamaño de un portaretrato la puse en mi mesita de noche, Lily fue a ver unos departamentos junto con Mark, allí ellos vivirán y estarían cerca de mi, Rous y Frederik se quedarían en España, Jeremy se iría con mis padres en un retorno a España, y me quedaría sola en este lugar que no conozco. Un escalofrió me recorrió la espalda, Jeremy me abrazo por atrás, y me beso el cuello, aún peor el escalofrió, me estremecí como un gato bajo el sol, pero me gusto la sensación de placer, ya no me siguió besando pero me abrasaba, su respiración me golpeaba el cuello, gire un poco la cabeza y me planto un beso en la cien derecha, sonreí, me quede como estaba antes, y me empezó a besar suavemente el cuello, fue subiendo hasta llegar a mi boca, me voltee, y me acurruque en su pecho, nos abrasábamos, sentí una lagrima caer a mi nuca, él estaba llorando él no había llorado en muchos años, ni cuando sus padres adoptivos lo habían dejado de nuevo en el orfanato, y estaba llorando por mi.

-Te amo, te amo mucho querida Julieta, me cambiaría el nombre a Romeo pero no puedo, pero te amo, siempre lo eh hecho, nunca eh amado a nadie como a ti, pero si lo amas déjalo ir, aquí termina todo, todo, solo duramos un día, tanto espere para esto y ahora todo termina, solo quiero quedarme contigo.

-Yo, yo también te amo mucho Jeremy, deja de llorar, me vas a hacer llorar.-Pero muy tarde, mis lagrimas ya escurrían por mis mejillas, parecíamos como cuando eramos niños y nos dijimos nuestras historias, o cuando me adoptaron.

-No, no no no no, no llores, tú debes estar feliz por ser una hermosa y bellisima Vampiresa, podrás empezar de nuevo, otra oportunidad que bien te la mereces, me, me siento algo....-Me tomo la cara y me la alzo para verme a los ojos, los suyos estaban super rojos, y sus lagrimas salían lentamente.-Me permitirías...eh..podría..

-Claro.-Se acerco lentamente, sus labios tocaron los míos, su beso sabia algo salado por las lagrimas y también sabia a menta y a amor, sus movimientos fueron lentos y temblaban un poco, me empece a acercar más a él, pero me tropecé con mis propios pies, Jeremy me sostuvo y sonrió en mis labios, me empece a reír, lo mire a los ojos, aún estaban rojos, y esta vez fui yo la que inicio de nuevo el beso, me estrecho a su cuerpo, lo agarre el cuello y empece a jugar con su cabello, gimió en mis labios, movimientos suaves, él me apretaba a su cuerpo, me masajeaba la espalda, entonces los besos se volvieron más apasionados, me cargo como a un niño, entrelace las piernas al lado de sus caderas, y me llevo a mi cama, me senté a horcadas de él, y así estubimos un buen rato.
Aleje mis labios de los suyos, no sabia por cuanto tiempo no estuvimos besando, y lo mire a los ojos, me miraba como si me idolatrara, me acomodo un cabello que se salio de su lugar, la habitación estaba caliente, o tal vez sea que me di un pequeño lote con mi Jeremy, mi marca me ardía demasiado, vi una gota de sangre en el cuello de Jeremy.

-Oh, por dios, Jeremy, estas sangrando.

-Bah, no importa, estoy bien, muy bien a tú lado.

-Nada de que estaos bien.-Me levante de sus piernas pero aún seguía con las rodillas a cada lado de u cuerpo, le toque el cuello y el hombro, me acerque a él, le había clavado las uñas, y arañado, salían gotas de sangre en los dos lados, esto se veía mal, me vi las uñas las tenia largas y filosas, su piel y sangre estaban dentro de mis uñas.-Oh, ¡por dios!.

-Tranquila, se me curara, ven, déjame abrasarte que tanto deseo hacerlo, ya no te veré, por favor.-Me tomo por las manos, lo vi a los ojos, sus pupilas estaban dilatadas, parecía estar encantado por mi, hipnotizo tal vez, estaba bañado en sudor, como si hubiese corrido un maratón, todo era raro, había mucha oscuridad en la habitación, sentí y oí su pulso estaba acelerado, seguía saliendo sangre de las heridas, me preocupaba mucho por eso, me volví a parar, sabia lo que tenía que hacer, mi saliva le cicatrizaría las heridas más rápido que por si solas, me acerque más a él, y pase mi lengua por su herida, y gimió de placer, me gustaba ese hermoso y cálido liquido rojo que salia de él, mis pupilas se dilataron como las de un gato, todo era muy dramático, tenía sangre en mis labios y me los limpie con mi lengua, estaba excitada, todo era hambre por más y placer, todo se volvió más caluroso, me volví a sentar y el me volvió a besar, todo era tan perfecto aunque esto tendría que acabar pronto, lo aleje de mi poco a poco y el frió que sentí fue atormentador, él me tomo de la mano, pero me dejo ir, mire a mi reloj que estaba en mi mesita, eran las seis de la tarde, Jeremy se había quedado dormido y por lo visto no había ni marca de mis uñas, y me fui a lavar las manos, todo lo anterior era muy confuso, el aire olía a sangre, espero no haberme conectado con él, por mucho que lo quisiera, no quiero estar vinculada con nadie, aunque es algo muy usual en mi, tengo muchos vínculos y conexiones con gente que quiero y no quiero cerca de mi, me empece a preocupar por eso de las conexiones, escuche un gran trueno, la lluvia se avecinaba, y tendrían que salir a España, me dirigí a la ventana y la abrí, una ráfaga de viento entro, vi pro la ventana había mucho viento, el olor a sangre salio por la ventana, esto me impresiono, alguien toco a la puerta y fui a abrir, y dije:

-Adelante.

Entraron tres personas Lady Liliam mi madre, Aragón Parik, y Neferet, la Alta Sacerdotiza de Tulsa, me puse loa mano en el corazón y me incline suavemente, su imagen era imponente pero jamás me arrodillaría en frente de nadie, solo a la diosa, eso era lo esencial, mi aura se expandió demasiado, diría que sacaba la de Neferet afuera, era muy hermosa, sus cabellos color caoba rojizo, su piel parecía de terciopelo, sus ojos mostraban un gran vacio, ya no pude más, y aparte mi mirada de la suya, me calló algo bien, una persona igual de peligrosa que yo, y con aire de poder y que daba miedo o que en los más raros de los casos que inspiraba, yo sabía que no me debía de meter con esa mujer, pero hubo algo que me dijo -"Investiga lo que trae entre manos, y de parte sobre ella"-la volví a mirar y todo había cambiado, ahora proyectaba amor, y una hermosa luz blanca.

-Eh, querida, deja de mirar así a la Alta Sacerdotisa.-Dijo mi madre.

-Perdón, ¿como?

-Pues con una mirada maliciosa.-Dijo mi padre dándole la razón a mi madre.

-Huy, lo siento, es que estoy enojada me tendré que ir lejos de mis amigos, y, bueno, lo siento.-Le sonreí de oreja a oreja a la que ahora es mi nueva Alta Sacerdotisa, era la mejor tratando de disimular y engañar, por lo que en este caso fue mi salvación, había vivido más de diez años tratando de mentirle a una gran Alta Sacerdotisa, por lo que ya se como tratarlas a ellas.

-Ok, no te preocupes, solo que no se vuelva a repetir, quieres.-Miro hacía mi lado derecho, hacía donde yacía dormido mi novio o ex-novio, no se.-Y, él ¿por que esta así?.-Pregunto mirándome a los ojos.

-AH.-Dije sacando un soplido.-Es que ayer no durmió bien y aparte de que el viaje es muy pesado, lo lamento, llego y se quedo dormido. Jeremy, Jeremy despierta, ya os tienes que ir.-Dije sarandeandolo levemente.

-Oh, rayos, ¿me quede dormido?

-Si, desde que llegaste, estabas muy cansado y no te quise despertar, ya se van.

-Lo siento, ¿Qué hora es?

-Son las 6:30 pm.

-Ha, bueno,-Se estiro y se levanto. Se quedo mirando a Neferet por unos segundos y alzo los hombros como "Me da lo mismo", sonreí, a su grado de indiferencia por una hermosa mujer que esta mejor que yo, se levanto, y le tendió la mano a Neferet.

-Hola.-Neferet le regreso el saludo, aunque no le tendió la mano.

"-Huy, que grosera, nadie ignora a mi novio, por dentro estaba roja como tomate, quería enseñarle buenos modales a esa vieja, bueno mi madre es mayor que ella pero aún así ¡vieja!".-Me calme, no quería que pasara nada, se escucharon unos rayos que provenían del exterior, la lluvia fue más y más intensa, hubo viento, y hacía mucho calor, todos me miraron como si fuese un bicho raro, Neferet con intriga, mi padre con asombro y mi madre con alegría, mientras tanto Jeremy y yo los mirábamos con cara de estúpidos.

-Di, "Para".-Me dijo Neferet.

-Para.-Y no paso nada.

-Que raro, creí que bueno, ya tenias tus dones.

-¿Cuál don?

-No dones, tal vez sean más de uno.

-JA JA JA JA, el único don que creo yo que tengo es el de ser amada por mis padres, amigos, y compañero, estoy muy afortunada con eso.

-Entonces ¿qué fue esos rayos?

-Así ah estado desde que llegamos, pero se ha quitado, lo más seguro que se quite por un tiempo y luego vuelva a llover, es normal.

-No aquí, aunque, bueno, ya que, ellos solo querían venir a verte por ultima vez, los escoltare a la salida.

-No.-Dije con una voz muy segura y llena de confianza en mi misma.-No, yo lo haré después de todo son mis padres, y de paso veo que pasa en la escuela.

-¿Segura?

-Se donde esta la entrada, aparte no es muy necesario que valla usted, no es bueno perder el tiempo, aparte quiero estar un poco más con ellos.

-Esta bien, puedes hacerlo, ya que, hasta luego.-Y salio por la puerta de mi habitación, me asegure que no se quedara a fuera, escuchando, todo el pasillo estaba desierto, y cerré la puerta.

-¿Alguien sintió esa aura negativa para ser una Alta Sacerdotisa?

-Hay hija, ¿quien te metió esa loca idea en esa cabecita tuya?

-Nadie, solo ella, es muy peligrosa, intente sacar su aura negativa que era muy grande por cierto, y a los segundos fue remplazada por una de luz.

-¿Vez las auras?-Me pregunto mi madre

-No, pero si que se sienten las intenciones, y las eh podido ver, escuchar y sentir como me has enseñado tu, aparte creo que desde que me salvaste tengo una parte de ti, una parte de los tuyos, que se me irán quitando poco a poco, aparte que tengo mucha intuición, sera mejor que nos vallamos, no deseo tener problemas.

-Tienes razón, cariño vamos.-Mi madre salio, mi padre vino hacía mi.

-Cariño yo si te creo, yo también la sentí, pero tú madre no entiende que no es buena con esto, yo la conocí mejor que ella, yo fui, lamentablemente su novio, yo soy mucho mayor que Neferert, como trescientos años, era su profesor, pero no deseo hablar de eso, yo se como es ella, y tú madre no me quiere entender, vamos a ver tú tía y yo como la convencemos, sabias que Jade Wokm, si es tu tía, resulta que ella es hija del hijo que es hijo de la hermana de tú madre, ella es como su tía-abuela, y hasta eso tú eres su tía, JA JA JA JA, tiene como 730 años y tú madre tiene 815 años de diferencia tienen, 85 años, y tú tienes 16, bueno, voy a alcanzar a tu madre, ella tiene miedo, tal vez sea testaruda pero no es nada tonta y la siente, solo que no quiere dar a ver su miedo, te deseo suerte.-Se fue a alcanzar a mi madre que estaba a como diez metros, se abrazaron y besaron, me quede con Jeremy sola, me tomo de la mano y me jalo hacía él, me abrazo y me dio un beso en la frente, seguimos caminando.

-No se, creo que soñé que te besaba,¿Fue un sueño o fue real?

Solté un soplido largo y profundo, tendría que decirle que si.-No, no fue un sueño, fue real, solo que no quería que nadie lo supiese, pero no paso a nada más, ya llegamos.-Me paré enfrente del taxi.

-Hija, te tengo un regalo, ven cariño.-Dijo mi madre muy feliz.-Recuerdas al Mustang Convertible amabas a ese carro, aunque siempre montabas a Tilda, y como ese carro se lo di a Lily, era semi-nuevo por lo que les servirá por mucho tiempo, te compré otro y tu padre otra cosa.

-¿Otro Mustang?

-Oh, no, ven.-Me tomo de la mano y me llevo a unos cuantos carros más adelantes, estaba un hermoso y muy deseado por mi un lamborghini gallardo de color rojo, me quede pasmada era mi carro de los sueños, que aunque era deportivo era mi favorito entre todos, casi me desmayo allí mismo.-Te, te gusto.

-Mucho.-Sonreía y tenia cara de idiota sorprendida.-¿P-Por qué, tanto?

-Creo que en parte te creo, y esto es por tu cumpleaños anterior que no te compre nada, y para que te muevas fácilmente, y creo que te lo mereces.

-Oh, gracias mamá, esta hermoso, juro que me va a dar un ataque de asma, gracias mamá.-La fui a abrazar y vi una hermosa Moto custom era de color negro, estaba junto al carro, nunca la había visto antes, era grande, alta, y casi me desmayo.

-Y mi regalo es la Moto custom que ves ahí, ¿qué te parece?

-Están hermosas, pero si me compraron un carro ¿por que una moto también?

-Una, siempre quisiste una moto, dos, esta es para cuando vallas a visitarnos, no vas a ir en el lamborghini gallardo, ocupa mucho espacio, tres, por que es mi regalo para ti.

-¡Gracias!, están hermosos sus regalos, gracias.-Nos abrazamos fuertemente, y al paso de unos minutos se fueron, Jeremy y mis padres en ese taxi, me quede sola viendo la moto y el carro, me habían entregado ya las llaves, me subí al Lamborgini, había una bolsa justo en el asiento del conductor, la tome y la abrí, eran seis cajitas pequeñas, abrí la primera, decía "De la Hermana Marylu. Para:Mi niña", lo abrí, eran unas hermosas arracadas, el segundo era de Rous, era un anillo con una piedrita roja, el tercero era de Mark, era un dije de una hermosa mariposa azul con negro, estaba en una especie de como ambar, era algo único y hermoso, aparte de que me gustan mucho las mariposas, el cuarto era de Frederick, era una pulsera de muchos dijes de diferentes cuarzos, estaba muy bonita, el quinto era de Lily, era un collar de esmeraldas, unos artes y un anillo todo de juego, y el sexto era de Jeremy, traía una carta consigo.

No tengo palabras para decirte todo lo que te quiero, no soy muy comunicativo contigo desde que me empezaste a gustar cada día más, me muero de la tristeza por que te vas de mi lado, y me quedo muy solo sin ti, te deseo lo mejor en tu nueva vida y que nunca me olvides, seguiremos adelante cada uno por su parte, tú como una hermosa vampiresa, y yo como un chico que vivirá unos años más, envejeceré y moriré conforme pase el tiempo, mientras tú seguirás teniendo esa belleza exquisita con la que me cautivas, siempre seras la primera pues solo se ama una vez en la vida, se que tú no me amaste como yo a ti por lo que tienes otras oportunidades, me cuesta admitir que te eh perdido por completo, pero te dejo ir sin cadenas ni pesos por lo que yo siento, te amo, adiós, suerte y te deseo lo mejor....

Se me llenaron los ojos de lagrimas, todo me daba tristeza, deje la carta a un lado y lo abrí, lo que vi me mato, era un pequeño dije de corazón, lo abrí tenia una pequeña foto de los dos sonriendole a la cámara, no aguante más y empece a llorar como nunca lo había hecho, todo tenía un gran valor sentimental, guarde los regalos y me dirigí a mi cuarto cuando me topé, con un pequeño gatito de rayas grises con blanco, era como del tamaño de mi palma.

-¿Estará perdido?.-Me agache y lo acaricie de la cabecita, me gruño y se puso a la defensiva.-JA JA JA JA JA JA JA, eres muy malo, JA JA JA JA JA.-Elevo la cabeza y me dejo acariciarlo, me pare y me fui alejando poco a poco, empece a estornudar un poco, era raramente alérgica a los gatos, y me volví a reír.

Ya había regresado a la residencia de las chicas, subí las escaleras, cuando escuché que el maullido de un gato pequeño, me voltee era el mismo que el de hace rato, estaba atorado tratando de subir el primer escalón, me bajé y lo subí al escalón, justo cuando entendí bien lo que estaba haciendo, ya había sido elegida por un gato, pero este era cría, lo cargue y me froto su cabecita en mi cuello, era muy lindo y hace rato me había gruñido y puesto a la defensiva, por lo que ya tenía un nombre tal vez no muy adecuado, Lilith, subí a las escaleras en una mano la bolsa de los regalos, en la otra el gatito.

Entre en mi habitación, lo puse en mi cama, junto con el cojín peludito, había un caballete y una caja muy grande, justo al otro lado había otra caja igual de grande, la abrí, traía comida para gato, una caja y arena, un collar rojo con una placa, una bolsa para perros y tal vez gatos, de color negro con blanco, un traste con dos agujeros, acomode todo.

-Si, tengo nevera, y si, ya se.-Corrí hacía la cocina y tome un litro de leche y unas sardinas al natural, y subí corriendo de nuevo, abrí las sardinas y la leche.

-Ven, ven pequeña.-Bajo con mucha dificultad le puse un poco de leche en el traste, y las sardinas al otro lado, se las hice papilla con la mano, me fui a lavar las manos y volví, seguía tomando leche, le acaricie el lomo y me dispuse a abrir la otra caja, arriba de él traía un horario, y como siempre me daban a escoger por cual deporte y clases escoger.

Había "Karate, Esgrima y Arquería".

-Soy buena en todas, como vivía cerca de una Casa de la Noche y mi madre era una Alta Sacerdotisa, me enseño todo lo que había como clases, aunque en esgrima era muy buena, sería esgrima, me gustaría que hubiese campoeira o Kun fu, soy muy buena, pero Karate es lo mismo casi, ¿por qué soy tan mala en ese.-Yo siempre eh tenido mucha gracias en la esgrima, en arco era muy buena pero no era del todo mi pasión, en la esgrima me ayudo mucho la campoeira al esquivar en esa era muy buena el equilibrio.

-Y en clasee hay "Dibujo, actuación, y música".-Se tocar varios instrumentos y canto muy bien pero, actuación es mi amor, aunque dibujo es mi pasión.-¿Por que no hay baile o estilista?, pero, no hay, así que sera dibujo.-Deje el horario a un lado y abrí la caja, había desde acuarelas a pasteles, oleo, varios lienzos, pinceles, brochas, aceite, y cosas para limpiarlos, era un paraíso de colores, los acomode en el armario, todo estaba a la perfección, mañana me incorporaría a las clases pero eso no impediría que me fuese a dar una vuelta a las clases, ya era como las 8 de la noche, casi la hora de la comida.

Lilith ya había acabado de comer, y me metí a bañar. Me tarde como media hora bañándome, estaba cantando una de mis canciones favoritas "Aire soy yo" de Miguel Bosé & Ximena Sariñana, me puse una minifalda de olanes color bronce, y una blusa roja de tirantes, me puse la chaqueta de la escuela, agarre la bolsa y puse a Lilith en ella, parecía gustarle, traía un cepillo, busque bien entre mis cosas y no se porque pero alguien me había puesto una mamila con chicles pero se lo agradezco, vacié los chicles en un pequeño toper que igual que la mamila no sabía que hacía ahí, la mamila la llene de leche y le puse su tapa, me puse una zapatillas rojas, tome el horario y salí de la habitación.
avatar
DIANE L.
Alumno de Quinto
Alumno de Quinto

Mensajes : 495
Puntos de experiencia : 554
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 17/03/2012
Edad : 20
Localización : Veracruz

Hoja de personaje
Nombre: Julieta Parik
Pareja: -
Don: Atmoquinesis

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.