La Casa de la Noche
Bienvenido invitado a La Casa de la Noche Argentina. Si estás registrado, identificate. Y si no estás registrado, estás invitado por todos los usuarios a registrarte!!!
Asi que, REGISTRATE y empeza a vivir tu propia historia en LA CASA DE LA NOCHE!!!
Fase Lunar
CURRENT MOON
Staff de HON Argentina
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Tu panel de control
TU PERFIL
Información
Preferencias
Firma
Avatar
RED SOCIAL
Lista de amigos e ignorados
Miembros del foro
Grupos de usuarios
MENSAJES PRIVADOS
Mensajes recibidos
Mensajes enviados
TEMAS SUPERVISADOS
Suscripciones
Últimos temas
» Actualidad
Lun Ene 18, 2016 3:11 am por LEONELG88

» cual es su personaje preferido???
Mar Ago 26, 2014 3:09 am por *Adriane*

» Fifty Shades of Grey!
Sáb Jun 07, 2014 11:39 pm por **April Lubally**

» TRILOGÍA PÍDEME LO QUE QUIERAS
Sáb Jun 07, 2014 11:38 pm por **April Lubally**

» Que series ves actualmente ?
Sáb Jun 07, 2014 11:34 pm por **April Lubally**

» Saga Rachel Morgan
Jue Mayo 08, 2014 4:39 pm por faryela

» Plans For The Future~
Mar Mayo 06, 2014 12:12 am por LEONELG88

» Video juegos :)
Miér Abr 16, 2014 1:14 pm por DIANE L.

» Usuarios Nuevos
Vie Ene 31, 2014 8:02 pm por **April Lubally**

Foros hermanos
Image and video hosting by TinyPic
Los posteadores más activos del mes

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Lun Jul 31, 2017 5:06 pm.

Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Ir abajo

Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Mensaje por Calixta Stark el Dom Jun 10, 2012 6:55 pm

8

La luz plateada que proyectaba la luna se reflejaba en los duros rasgos del rostro de Morgan. Remarcaban sus marcas entrelazadas, la luna creciente y el sol que Nyx le otorgaba a los vampiros rojos que se merecían poseerlo.
Hace unos días había experimentado una visión, en la que él y Stark eran asesinados por Yihassara, la niña que Neferet había escogido poseer y así poder volver a la Casa de la Noche, con el plan de apoderarse del instituto una vez más. Pero fue derrotada y las posibilidades de que mi visión se cumpla son casi nulas.
Sin embargo es de Neferet de quien estamos hablando, no podemos confiar en que se haya ido para siempre. Es por eso que le rogué a Morgan que se alejara y que no volviera, pero al negarse tuvimos una pelea en la cual no fue mucho el tiempo que pasó para que los dos nos arrepintiéramos.
Sin embargo, otra preocupación se sumó a mis hombros: el primo de mi guerrero, la persona con la que él vivía por ser mayor de edad y no poder permanecer en el establecimiento, había sido atacado por un cuervo mocker y se encontraba internado en el hospital, herido gravemente.
Supuse que esa era la razón por la que me pidió si tenía un momento para hablar cuando Cari y yo estábamos poniendo al día a ese extraño iniciado nuevo.

-¿Cómo está tu primo?- Le pregunté para cortar el silencio. Mi voz resonó en las paredes de piedra que construían los pasillos del instituto.
Los ojos de Morgan se posaron en los míos por segundos y luego volvió a mirar el piso.
-Bien, no hubo mejoras ni tampoco empeoró.
Asentí. Él cubrió sus manos con los bolsillos de su chaqueta.
-¿Hay… hay algo que quieras decirme?- Pregunté.
Un silencio reinó entre nosotros.
-¿Morgan?
Tomó mi mano con sus dedos fuertes y cálidos y la besó. Sentí el delicado rose de una lágrima deslizarse por mi piel.
Fruncí el ceño, confundida, y quise acariciarle el cabello. Pero antes de poder hacerlo él elevó la cabeza, permitiéndome ver que su impactante mirada violeta estaba cubierta por un llanto contenido.
Sus piernas flaquearon y todo su cuerpo cayó arrodillado frente a mí.
-Perdóname, perdóname, mi reina…- Me tumbé a su lado y acaricié las lágrimas que caminaban por sus mejillas. –Perdóname por lo que voy a hacerte…

Al escuchar esas palabras, instintivamente, mi cuerpo se paró y se alejó, esperando ser atacado. No obstante nada ocurrió.
Morgan seguía en el piso, acurrucado y llorando a todo pulmón.
No podía pedirle una explicación, porque sabía que no me la iba a dar. Pero estaba segura de que iba a dañarme, nuestra conexión me lo confirmaba.
Sin embargo, ¿Cómo? ¿Por qué motivo?
Esas preguntas hicieron que retrocediera, con un nudo en el pecho incontenible.
-¿Por qué no te vas?- Masculló entre respiros ahogados.
¿Por qué no me iba? Porque por más de que así lo quisiera algo me lo impedía.
-No lo se- Contesté tajante.
-¿Quieres una explicación?- Todavía él seguía acurrucado en el piso, sin mirarme.
-Si. Pero no me la vas a dar.
Negó con la cabeza.
-Es que no la tengo, Cali.
-Calixta. Para ti soy Calixta, de ahora en más.
Aguardaba que en ese momento algo dentro de mí se rompiera en miles de pedazos. Eso hubiera sido lo correcto. Pero en su lugar escuché pasos detrás de mí y risas que no se preocupaban en ocultar.

Giré sobre mis talones y pude ver tres iniciados, dos chicos y una chica, con ojos rojos sedientos de sangre, colmillos afilados asomándose por sus labios y una luna creciente de contorno rojo adornando sus frentes.
La chica largó una pequeña risotada. Sus rizos largos y rubios le caían como un manto sobre sus hombros.
-Ven, les dije que tarde o temprano iba a lograr deshacerse de esa noviecita que tenía- Dijo, manteniendo sus ojos escarlata sobre mí.
-No la subestimes tanto, Pheadra, ella era “su reina”- Comentó un chico con el pelo rapado y corpulento.
-No se adelanten a los hechos, idiotas, si la conexión se hubiera roto los dos estarían casi muriéndose- Habló el tercero, un adolescente con cabello alborotado y rubio, más pequeño que los otros dos, esbelto y de cara angulosa.
-Bueno, Morgan parece que esta bastante muertito- Prosiguió Pheadra.
-No esta muerto, está llorando.
-¿Y por qué ella no?
-¡Porque la conexión no se rompió! ¡El sigue siendo su guerrero!- El rostro del niño estaba completamente rojo.
-¡Entonces hay que matarla, no hay otra alternativa!- Gritó a los cuatro vientos el musculoso.

Si fuera alguien normal tendría que estar corriendo y pidiendo ayuda, pero el último comentario me causó tanta gracia que no pude evitar aplaudir.
-Muy bien, muy bien. Es impresionante que hayas gritado como un desquiciado que quieres asesinarme teniéndome frente a ti. Te felicito por tu estupidez.
-De todas formas ya lo ibas a saber, así que cuanto más rápido mejor.
La rubia se abalanzó hacia mí y antes de que pudiera llegar a tocarme una rama de un árbol cercano la sostenía por el cuello, asfixiándola.
El muchacho más grande estaba listo para atacarme y yo para devolverle el golpe, cuando un dolor punzante se apoderó de mi mente y me ordenó que soltara a Pheadra del agarre de la rama. Sin mi autorización, dominada por una fuerza invisible, obligué a la Tierra a dejar libre a la chica, la cual cayó al suelo y tosió reiteradamente.
Observé como los iniciados la ayudaban a levantarse y todo comenzó a dar vueltas hasta tal punto que tuve que sostenerme a una pared para no perder el equilibrio.
Junté todas mis fuerzas para volver a llamar a la Tierra y que derribara a todos, incluso a Morgan, que era el culpable de que mi mente estuviera tan confusa.
Maldito idiota, hace minutos estaba llorando y ahora decide controlarme, ¿Quién se cree que es?
Estaba harta, esa situación bastó para sacarme de mis casillas. No iba a dejar que el poder de mi guerrero se superponga sobre el mío.
Cerré los ojos, sintiendo en mi mente un cosquilleo que me exigía quedarme quieta y no hacer nada. Conciente, le ordené a la Tierra que se deshiciera de la mierda que tenía dentro de mi cabeza. Fallé al primer intento, presenciando la risa burlona de Morgan dentro de mí. De nuevo llamé a la Tierra, esta vez con más intensidad. La carcajada se apaciguó, porque sabía que lo estaba venciendo. Por último, la tercera vez, respiré hondo y forcé al elemento a sacar al poder que me dominaba. Grité, sintiendo un dolor inhumano en todo el cuerpo, al mismo tiempo que la tierra temblaba bajo mis pies.
Cuando abrí mis ojos el temblor había pasado y Morgan yacía inconciente en el piso, rodeado por los tres iniciados rojos.
No podía perder más tiempo, salí corriendo en busca de Cari, de Stark, de alguien en el que pudiera confiar para decirle que mi guerrero, aunque me causara demasiado odio denominarlo así, estaba siendo parte del reclutamiento de iniciados rojos, que había caído como un estúpido en el plan de Neferet y que me había hecho más daño que ninguna otra persona.

Calixta Stark
Sacerdotisa Azul Afinidad: Tierra
Sacerdotisa Azul Afinidad: Tierra

Mensajes : 392
Puntos de experiencia : 703
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 16/01/2011

Hoja de personaje
Nombre: Calixta Stark
Pareja: Morgan Scarleg
Don: Premoniciones y Tierra

Volver arriba Ir abajo

Re: Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Mensaje por Marian de Stark el Sáb Jul 28, 2012 7:38 pm

20
Era la primera vez que entraba a la Casa de la Noche de Tulsa. En realidad a cualquier casa de la noche. Tampoco había tenido contacto con vampiros. Pero irónicamente ahora lo era, va una iniciada.
Debo admitir que aterraba un poco eso de morir por que tu cuerpo no acepta el cambio. Pero como humano, ¿No podría haberme muerto también? Y sí, la vida es bastante frágil en este mundo.
Me detuve a observar en donde estaba. La Casa de la Noche era tan inmensa. Parecia uno de los castillos enbrujados de las pelis, pero no lo era. Creo que estaba en uno de los pasillos que llevaba a las aulas. Si de seguro lo era. Habia muchisimos iniciados alli. Todos eran sumamente hermosos. El mito de que todos los vampiros eran bellos estaba comprobado. A exepcion de mi, claro.
Todo lucia como un colegio normal, lo cual no me habia imaginado. Habia pensado muchas cosas sobre este lugar. Me lo habia imaginado diferente. Compare la realidad de lo que veía con el cuadro que yo tenia en mi cabeza sobre este lugar. Sí, habia sido una loca en imaginarme a muchos adultos con colmillos afilados, tunicas negras con capas y demas cosas terrorificas. En vez de eso habia simples adolescentes.
Un ruido que no recuerdo cual me devolvió a la realidad. Mi cabello castaño oscuro estaba recogido en una media coleta. Vestia mi jean azul preferido bordado en los bolsillos con estras. Mi remera manga larga blanca que tenia estampada una flor, me era suficiente aunque habia bastante viento.
Me sentía sola. No tenia a nadie aqui. Todo nuevo para mi. No tenia a nadie. Me sentia perdida. Lo estaba.


Última edición por Marian de Stark el Sáb Jul 28, 2012 9:00 pm, editado 1 vez
avatar
Marian de Stark
Alumno de Tercero
Alumno de Tercero

Mensajes : 278
Puntos de experiencia : 283
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 05/08/2011
Edad : 22
Localización : Capital Federal

Volver arriba Ir abajo

Re: Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Mensaje por Calixta Stark el Sáb Jul 28, 2012 8:27 pm

Marian tratá de seguir el número de posts. Todos los posts del rol tienen que tener el número que le sigue al último post que fue realizado.
Este sería el Nº 20. Porque le sigue al de Diane, que es el número 19. http://lacasadelanoche.forosactivos.net/t324-habitacion-de-julieta

Cuando lo cambies borro este mensaje.

Calixta Stark
Sacerdotisa Azul Afinidad: Tierra
Sacerdotisa Azul Afinidad: Tierra

Mensajes : 392
Puntos de experiencia : 703
Reputación : 28
Fecha de inscripción : 16/01/2011

Hoja de personaje
Nombre: Calixta Stark
Pareja: Morgan Scarleg
Don: Premoniciones y Tierra

Volver arriba Ir abajo

Re: Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Mensaje por DIANE L. el Miér Ago 01, 2012 4:30 pm

21

Iba saliendo de las habitaciones de las chicas cuando me sueno el celular, conteste.

-¿Hola?

-Oh, que bueno que contestas, Diana........

-Perdone pero aquí no hay ninguna Diana, aparte ¿Quién es usted?-.Seguía caminando por los pasillos que me dirigirían al comedor.

-No me recuerdas, estabas muy chica cuando me viste, soy Eleani Spencer, soy tu tía, tú debes de ser Diana Laura Medvill.

-¿Mi tía?

-Necesitamos que vengas, tenemos un asusto pendiente del cargo de tus padres los recuerdas ¿verdad?

-Diana Laura Medvill era mi anterior nombre, pero.......-Dude un momento y luego dije.-¿Dondé nos vemos?

-En el parque de Tulsa, el que esta más cerca de La Casa De La Noche, se que ahora eres una vampiresa, necesito hablar sobre el cargo, eres la única heredera de ya sabes que.......

Ya había llegado a la cafetería, estaba justo en la puerta y como siempre sentí varias miradas en mi, estaba pálida, y estaba sudando frió pero dije.-Ahí estaré, en quince llego.-Me di la vuelta y me fuí lo más rapido que pude a mi habitación para cambiarme, me puse unos shorts de mezclilla, una blusa negra, me cambie las zapatillas por unos tenis, dejé a Lilith sola en mi habitación, agarre las llaves de mi moto y salí de mi habitación.

Me dirigí al estacionamiento casi corriendo, cuando salí me golpeo un aire muy frío que me hubiese calado los huesos si tan solo hubiera tenido tiempo de hacerlo, me dirigí a la moto, la arranque y me fui muy rápido, no era la primera vez que lo hacía, pero me estaba constando trabajo por los nervios.......
avatar
DIANE L.
Alumno de Quinto
Alumno de Quinto

Mensajes : 495
Puntos de experiencia : 554
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 17/03/2012
Edad : 20
Localización : Veracruz

Hoja de personaje
Nombre: Julieta Parik
Pareja: -
Don: Atmoquinesis

Volver arriba Ir abajo

Re: Conexiones con las aulas, habitaciones, comedor.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.